Usamos cookies propias y de terceros para realizar tareas de análisis. Al continuar entendemos que das tu consentimiento a nuestra política de cookies.  

Club Infiniti Q30

Página de fans y propietarios

Hola, escribí hace 10 meses hablando sobre el ya conocido error al si...

Iniciado por Dktr, 22 de Junio

1 post en este tema
Dktr

1

4 posts

Infiniti Q30S

Publicado 22 de Junio Hola, escribí hace 10 meses hablando sobre el ya conocido error al sistema Sónar que algunos de vosotros estáis sufriendo o habéis sufrido. Por suerte, todo ha finalizado sin costes extras para mí, pero os escribo para que conozcáis, tal como prometí en si momento, cómo ha acabado la historia a todos el que sois propietarios de este vehículo o de un vehículo de esta marca y habéis tenido el mismo problema: Compré un Infiniti Q30S 2.2d AWD con equipo de sonido BOSE por 36.750 euros el Octubre de 2016. Lo entrega, desmesurada (pero sin importancia si fuera la única incidencia que ha sucedido) se realizó 6 meses después, el 17/3/17. Desde los primeros días apareció un error/fallo en el Sistema de Sònar que ya conocéis, desactivándose esporádicamente el sensor de aparcamiento. Se contactó con Infiniti para buscar una solución, debido a que era un vehículo nuevo con un defecto de fabricación a nuestro entender. El primer día en el taller de la concesión se reprogramó el vehículo sin ningún resultado. Posteriormente, dado la reaparición del error, se entregó el vehículo al taller nuevamente por un periodo de 4 semanas, haciéndome entrega de un vehículo de sustitución. Los expertos consideraban que el problema procedía de la centralita electrónica y llevaron a cabo el cambio en dos ocasiones de la misma. Sin solución. Después de no ser capaces de encontrar el origen en el problema (problema ya conocido y documentado en la red desde 2015 con vehículos previos) incluido consultas realizadas por ellos a los ingenieros europeos, se me propone recambiar por tercera vez la centralita esperando que “alguna de ellas” haga desaparecer el error. Nuestra respuesta fue negativa a la propuesta y se solicitó un cambio de vehículo para cerrar el problema de un vehículo DEFECTUOSO a nuestro entender. El conflicto lo asumió a partir de este momento el director comercial de la concesión. Después de varias conversaciones con él y con “la marca”, tal y como el director comercial se refería a sus superiores a nivel estatal, se aceptó dicha transacción por parte de Infiniti. Nuestra sorpresa inicial fue que el día 31 de agosto de 2017 (5 meses después a lo entrega) en el momento de firmar documentación y hacer entrega a la Concesión de mi vehículo, a cambio de un vehículo de sustitución hasta lo entrega del nuevo, nos entregó un documento de compraventa donde constaba la compra por parte de Infiniti de mi vehículo por 30000 euros y que este dinero quedaba a cuenta del vehículo solicitado. El director nos dijo que no tuviéramos en cuenta la documentación puesto que eran sus maniobras internas con “la marca” para que se le aceptara la negociación. Con la seriedad que una marca Premium tiene que tener, confiamos en su palabra y se firmó la transacción. Los meses fueron pasando. La previsión inicial de entrega era enero de 2018 (6 meses después nuevamente!!) El mes de enero de 2018, ante la falta de noticías por parte de la concesión, nos ponemos en contacto con ellos para saber la previsión de entrega definitiva. La desconocían. Por sorpresa mayúscula, el director comenrcial se pone en contacto con nosotros a finales de enero de 2018, informándonos que el vehículo solicitado NO LLEGARÁ. El motivo especificado por él es que “la marca” no importará más este vehículo debido a que la versión 4x4 (AWD) no ha sido vendida y no le resultaba rentable y, por lo tanto, ni con los pedidos ya firmados como el nuestro, no darían respuesta a dichos pedidos y los vehículos no serían entregados. Las opciones propuestas por el director de la concesión (nombrandose como “intermediario” con sus superiores, sin potestad o autoridad alguna según refería), eran el cambio por otro vehículo Infiniti que tuvieran disponible o la devolución del dinero. Este es el punto clave del problema. Al haber realizado la compraventa por un valor inferior al pagado inicialmente el valor a devolver serían únicamente 30000, perdiendo una importante cantidad de dinero. Por este motivo se optó por un vehículo Infiniti nuevamente. El vehículo sería el nuevo modelo Q30S 2018 de gasolina, el 2.Ot, el único que disponen con AWD y, por lo tanto, el más similar al comprado inicialmente del que disponían. El vehículo nuevo estaba valorado en 48000 aproximadamente a precio de mercado pero, según el director comercial, “la marca” le aceptó la nueva propuesta por correo electrónico. La nueva previsión de llegada era junio 2018. Aún así, en ningún momento se firmó ningún documento ni contrato indicando la petición del nuevo vehículo. El mes de abril de 2018 y siendo conscientes que el proceso no iba por buen camino dado la nueva ausencia de noticias por parte de Infiniti, se concertó cita definitiva con el director comercial para firmar el contrato del nuevo vehículo. El director comercial nos hace entrega de un documento con la transacción que, ante nuestra sorpresa, se trata de una PROPUESTA DE PRESUPUESTO sin validez que finalizaba el día 30/4/18. Nos informa que el programa informático no le permite hacer un descuento tan elevado para equiparar el precio del nuevo vehículo a la transacción inicial y que le hace falta autorización de “la marca”. El siguiente encuentro con el director comercial, en mayo de 2018, fue para informarnos por segunda vez que no habría entrega del vehículo, que el segundo vehículo solicitado tampoco sería entregado por no ser autorizado por "la marca" debido a la gran diferencia económico entre los 2 vehículos, el inicial y el 2.0 AWD. Después de una larga conversación y alguna que otra llamada del director a Infiniti España nos informa que se ha resuelto con la devolución íntegro del valor abonado el mes de marzo de 2017, 36750 euros. No obstante, informa que le hacen falta unos días para realizar la transferencia. Nuevamente, una semana después, el director comercial nos informa que “la marca” ha encontrado en la bolsa de vehículos de Europa un vehículo igual, idéntico en equipamiento según refiere, al comprado el 2016 (el Q30S 2.2d AWD, vehículo fuera de stock puesto que no se comercializa desde finales de 2017). Nuestra respuesta a la nueva propuesta fue negativa (propuesta que al inicio del proceso hubiera sido aceptada sin problemas, pero que pasados tantos meses no entendíamos la aparición de un coche que ya no se fabrica desde hacía medio año según la propia Infiniti, generando más desconfianza a todo el proceso). Finalmente, una semana después de esta última opción dada por Infiniti, optaron para finalizar el proceso con la devolución íntegra del dinero pagado en 2016. Por suerte, todo se ha solucionado satisfactoriamente sin tener que llegar a estamentos legales y hoy por hoy estamos esperando la llegada de un vehículo de otra marca (POR FIN) No queremos crear polémica, ni hablar de personas o nombres, únicamente dejar constancia por todos vosotros que habéis tenido o tenéis el mismo problema, de mi NEFASTA EXPERIENCIA con una marca que está mucho y muy lejos de ser la marca PREMIUM que aspira ser. A los que solicitais información sobre el vehículo, deciros que cómo coche, y contando que cada vehículo tiene sus pequeños problemas, no es un mal coche pero hay muchísimas opciones mejores calidad precio. Como marca y en mi humilde opinión, SALID POR PIERNAS SI TODAVIA NO ESTAIS EN ELLA.

Registra una cuenta o conéctate para comentar

Debes ser un miembro de la comunidad para dejar un comentario

Crear una cuenta

Regístrate en nuestra comunidad. ¡Es fácil!

Registrar una cuenta nueva
Iniciar Sesión

¿Ya tienes cuenta? Conéctate aquí.

Iniciar Sesión